Fondo Alerce, ligado a Endurance y la UC, busca completar su portafolio de 15 startups

SU TICKET PROMEDIO FLUCTÚA ENTRE US$ 300 MIL Y US$ 400 MIL:

Ya han invertido US$ 4 millones en ocho empresas y pretenden aumentar sus apuestas en nuevas firmas, las que deben tener un alto componente de innovación.

Ya son ocho las inversiones que ha realizado el fondo Alerce —creado en con- junto entre Endurance Inves- tments y la Pontificia Universi- dad Católica de Chile— y que busca proyectos en minería, agri- cultura, acuicultura y alimentos con aplicaciones de biotecnolo- gía y salud, o soluciones tecnoló- gicas tipo SaaS, basadas en machi- ne learning, internet de las cosas obig data.Con un ticket de inversión que fluctúa entre los US$ 300 mil y US$ 400 mil por compañía, el ve- hículo inversionista ya ha desem- bolsado cerca de US$ 4 millones en proyectos como Copperpro- tek, firma que permite incorpo- rar, a bajo costo, la protección an- timicrobiana natural del cobre a cualquier producto plástico, manteniendo su funcionalidad; Zippedi, el sistema robótico mó- vil que es capaz de navegar autó- nomamente por pasillos de gran- des tiendas de retail y supermer- cados para entregar data en tiem- po real del stock; o GeneproDX, una empresa de biotecnología que innova en el área del diagnós- tico molecular y que desarrolló un test para el cáncer de tiroides altamente específico y mínima- mente invasivo.Es justamente esta última com- pañía una de las que más contento tiene al equipo, pues el dispositivo médico ya cuenta con todo el set de pruebas de lo que se hizo en Chile y hoy están terminando las pruebas en EE.UU. “Con eso ya nos permitiría pensar en un ingreso a la FDA (Food and Drug Administration), y además ya es- tamos con el proceso de ventas en Santiago. A partir de marzo debiésemos comenzar operaciones en regiones y también en Argen- tina, Perú y Bolivia”, asegura Pablo Fernández, gerente del fondo Alerce.

Planificación anual

Con la intención de seguir potenciando la expansión internacional de sus inversiones —a través, por ejemplo, de inversiones de segunda ronda—, Alerce trabaja bajo una lógica que les per- mita poder concretar algún pro- ceso de validación de la tecnología de manera más o menos local. “Somos un fondo de etapa temprana, y para ello lo que buscamos es que podamos validar de manera fácil y accesible el modelo de negocios y que el producto tenga posibilidades reales de mercado, como que tenga algún cliente de tamaño mediano grande”, dice Fernández, agregando que si bien no tienen tantos requisitos a la hora de elegir los proyectos, sí les interesa que sea un producto que tenga alguna relación con los sistemas productivos o la economía chilena.

Es así como, para este año, su estrategia pasa por consolidar el portafolio, incorporando entre cinco y seis emprendimientos nuevos a su staff. “Con eso vamos a completar un portafolio de aproximadamente 15 empresas, que es un poco el target al que estamos apostando, y con eso ya cerrar las rondas de inversiones de primeras rondas. De ese modo, el siguiente paso es apostar por seguir con inversiones de segundas rondas en los proyectos más exitosos”, apunta.“Para este 2019 espera- mos que haya del orden de tres empresas que estén en proceso de levantamiento, y creo que eso es un buen sig- no respecto al crecimiento que están teniendo”, finaliza.